9 de agosto de 2013

La semana que viene se estrena «El curador» de Mario Tondato

"EL CURADOR" de Mario Tondato – Teaser I – HD from MARIO TONDATO on Vimeo.

Reales es un peón de una chacra cuya ocupación principal es la fumigación con agroquímicos. Trabajo que lleva a cabo sin protección y , consecuentemente, sufre de pérdidas de memoria, convulsiones y alucinaciones. No recuerda porque su amada Amalia lo ha abandonado por su abusivo jefe. La clave de su destino está escondida en un grave acontecimiento que no recuerda, ocurrido tres años atrás. La resolución del enigma empujará a Reales a resolver la encrucijada de su vida.
En pocas palabras, esta es la historia de “El curador”, el último trabajo del realizador Mario Tondato.

La película se estrena el próximo viernes 16 de agosto a las 21.30 en el Cine Teatro Español (Avenida Argentina 235, Neuquén capital) y se proyectará también el sábado 17 y el domingo 18 a las 20 y 22.

El film cuenta con el apoyo de Secretaría de Extensión Universitaria – Cultura de la Universidad Nacional del Comahue y el Foro “Cine del Sur”.

Las entradas pueden conseguirse en forma anticipada con el bono contribución a $35 en Todomúsica (Avenida Argentina 261, Neuquén capital). El dinero que se recaude, será para colaborar con el equipo que participó de la película.

Prensa UNCo conversó con Tondato sobre el estreno. En la charla, se abordó el origen de la película, como fue el proceso de filmación, el rol de la música y la edición, entre otras cuestiones.

 


En un principio, quiso realizar un documental pero terminaste haciendo una ficción. Esto nos lleva a dos preguntas: ¿Cuándo surgió la idea de hacer este trabajo y por qué ese cambio de género?
En realidad hacía tiempo que estaba buscando una excusa para volver a la ficción. La dureza del tema y la poca habilidad que tengo para contar un documental científico o institucional en forma digna, hizo que me arriesgara a encarar una gran producción argumental aunque no contara con gran presupuesto. El punto de partida fue un trabajo de investigación del Libiquima de la UNCo, que arroja datos contundentes sobre el grave problema ambiental, social y sobre todo político que produce la utilización indiscriminada de plaguicidas.

¿Cuánto tiempo demandó la producción y la post producción? ¿Hubo cambios a último momento?
La producción desde la etapa investigativa demandó seis años de trabajo. Una vez comenzada la producción, tardamos dos años en terminarla. Hubo muchos cambios con respecto a la idea original, pero no a último momento, se fueron dando por razones de producción y gracias a los aportes del equipo, a quienes les doy mucha libertad para trabajar. El resultado final es muy superior al que soñé, es una gran satisfacción.

¿Qué complicaciones y ventajas tuvo a la hora de escribir el guión sobre una realidad propia de Alto Valle como de otras zonas del país?
No es complicado para mí contar historias de mi lugar y mi gente. Todo lo contrario, me gusta hablar de lo que conozco, de lo que viví desde chico, porque nací en este valle. Y lo que no conozco lo busco en personas que saben más que yo.

¿Cómo fue el proceso de selección de actores y cómo fue el trabajo con ellos?
La selección de actores la realizo en forma intuitiva. Buscando, hurgando, fisgoneando. No me gusta hacer castings. El trabajo con ellos fue afortunado, enriquecedor, disfruto mucho la experiencia grupal de la realización.

¿Qué rol juega la música?
Me gusta que la música cuente, relate, como un personaje más. Además, que ayude al ritmo de la película, integrándose al montaje sonoro. Lo que no me interesa de la música es que subraye o fuerce situaciones.

A diferencia de otras producciones regionales, incluso trabajos previos suyos, “El curador” contó con una diario de producción en Facebook. ¿Que sintió con este ‘ida y vuelta` con los usuarios, amigos y futuros espectadores y qué tanto repercutieron sus comentarios en la película?
Te sentís acompañado, si sabés tomar distancia es un feedback interesante. Aunque no tomo todo lo que aparece allí como interacción real, es indudable que las redes son una herramienta poderosa de difusión.

Con todo lo que implicó realizar la película, desde que comenzó a gestarse la idea hasta terminar con la edición, ¿el armado del trailer fue un verdadero desafío o simplemente un trámite?. ¿Por qué?
Como dije, funciono básicamente desde la intuición. No me planteo demasiado las cosas desde el pensamiento o la intelectualidad, sólo lo necesario para que el relato sea coherente y la información que se brinda sea veraz. Considero que la mente es tramposa y atenta contra la expresión genuina. El cine es reflejo de la vida, y la vida es bastante simple. Tanto el trailer como la edición de cualquier secuencia, trato de plantearlos desde lo que a mí me gustaría ver como espectador.

 

Compartir ésta publicación

Share on email
Share on facebook
Share on twitter

Novedades relacionadas