13 de marzo de 2012

Entrevista a la Abogada Celina Fenández: «El Amigo del Tribunal representa la voz del Pueblo»

El pasado martes 28 de febrero, la Abogada Celina Fernández presentó ante la Fiscalía de Graves Atentados contra la Persona, en Neuquén capital, el pedido para ser incorporada como ”Amigo del Tribunal” en representación de la Universidad Nacional del Comahue en la Causa por la Desaparición del Estudiante de la Facultad de Economía y Administración, Sergio Daniel Ávalos, acontecida el 14 de junio de 2003,

A Fernández se le atribuyó este poder por designación del Consejo Superior mediante la Ordenanza 745/2010.

Prensa UNCo conversó con la abogada acerca de lo qué representa la figura, cuáles son las medidas que se pueden tomar y su directa relación no sólo con la Universidad sino con la sociedad en general, entre otros temas.

 


Para la formalización del pedido a la Justicia, ¿qué pasos tuviste que dar y qué pasos vas a dar a partir de ahora?

En realidad, para ilustrar, la Causa la está tramitando la Fiscalía de Graves Atentados contra la Persona. No tenemos un juez interviniente básicamente porque, en realidad, la causa está caratulada sobre Denuncia de Desaparición de Persona Víctima Sergio Daniel Ávalos. Entonces, todas las presentaciones, todo lo que tenga que hacer de acá en más, obviamente, va a ser ante la Fiscalía. Sólo se requiere la participación estrictamente de un Juez, sobre todo para llevar adelante medidas que tiene que ver con allanamientos y situaciones que lo ameritan. Eso, por un lado.
En realidad, yo digo que, más allá de la elaboración intelectual propia, la presentación fue un trabajo colectivo. Yo debo decir que fue impresionante la colaboración de varios integrantes de la comunidad universitaria, no docentes, docentes, estudiantes. Inclusive, Graciela Landriscini, quien estuvo colaborando mucho porque ella estuvo en la etapa previa al haber sido Decana de la Facultad de Economía y Administración cuando Sergio desapareció.
La Universidad me dio el poder en diciembre. Ya era inminente la Feria Judicial. Las presentaciones  no se podían realizar durante ese momento. Estuvimos revisando otra vez el bosquejo y la documentación junto con el Doctor José Gérez. Y en febrero se formalizó ante la mesa de entrada de la Fiscalía de Graves Atentados, con las copias y la documentación que avalaban, sobre todo, el interés de la Universidad en la causa, los sellados correspondientes. Ahora, hay que esperar una decisión de la Justicia.

¿Cuándo llegaría esta respuesta?

Esos son tiempos que yo no manejo. En realidad, son tiempos estándares. Se dice que para emitir algún  tipo de resolución o de sentencia, el promedio son de 20 días hábiles a 30 días hábiles. En la mayoría de los casos no se suele cumplimentar. Al ser un caso que tiene su trascendencia social, yo apuesto a que, dentro del plazo de 20 días hábiles, vamos a tener novedades.

¿En qué consiste la figura de “Amigo del tribunal”? ¿Qué rol puede tomar la Universidad a través tuyo?. ¿Qué puede pedir y qué no?

En general, los Amigos del Tribunal, la mayoría de las veces, los representan organizaciones sociales o, en este caso, instituciones que tienen mucho que ver con el tema. En general, suelen tener participación, sobre todo, cuando una causa, precisamente, trasciende socialmente. Es decir, cuando es importante no sólo para la persona, la cuál sufrió el ataque en si mismo, y su familia, sino porque hay también toda una expectativa social atrás.
Entonces, la figura del “Amigo del Tribunal”, como bien lo dice, cumple un rol, si se quiere, medianamente objetivo. Nosotros no somos parte de la familia y no somos querellantes. No fuimos atacados directamente pero sí tenemos interés en la búsqueda de la verdad y, obviamente, en que se haga justicia y saber, en definitiva, qué fue lo que pasó. Ese es nuestro principal interés.
En realidad, las organizaciones que son aceptadas como “Amigos del Tribunal”, en general, hacen aportes a la causa desde otro ángulo. Precisamente, más social.
Además de tener acceso y posibilidades de evaluar las pruebas, tenes acceso  completo al Expediente. Y, en definitiva, también está bueno saber qué pasó en esta causa en particular.
Varios de los testigos de esta causa y varias de las personas que fueron sujetas a distintos medios de prueba también son estudiantes de la Universidad.

Cuestiones que no tomaron conocimiento público…

Tal cual. Entonces, de repente, eso también es complejo. Hay un montón de pericias que se realizaron. Son varias cosas las que nos impulsan, además de la búsqueda de la verdad,  poder formar parte de eso. El aporte que puede hacer la Universidad como institución socialmente inserta en esta comunidad es muchísimo. No sólo desde del punto de vista técnico, sino precisamente que el “Amigo del Tribunal” es la voz de la comunidad.

Como la Banca del Pueblo en el Concejo Deliberante…

Exactamente. Es como que, a través de esta figura, la comunidad en su conjunto podría solicitar distinto tipo de cosas. Por ejemplo, el tema de la clausura de Las Palmas; que se coloque una placa, más allá de la figura reconocida de Sergio, a modo de reparación moral para esta comunidad que fue dañada porque no sabemos dónde está uno de nuestros integrantes.
Todos los claustros integran parte del Co-Gobierno de la Universidad y tiene que ver un poco con la identidad nuestra. El Estatuto nuestro es uno de los más avanzado con respecto a la mención, por ejemplo, que tiene en materia de Derechos Humanos, en el compromiso social que asume en función de eso. Imagínate cuando una de las personas desaparecidas, que aún hoy estamos buscando, es integrante nuestro.
El “Amigo del Tribunal”  un poco hace eso pero puede hacer mil cosas. A modo de reparación moral de toda la sociedad y de esta comunidad universitaria en particular. Eso es un poco lo que hace la figura del “Amigo del tribunal”. No sólo que propone pruebas sino que alza la voz de un sector que, dentro de un expediente judicial, en general no es escuchado, por lo menos, desde el punto de vista formal, más allá de una manifestación. No tiene un reflejo hacia adentro.

El año pasado, desde el Consejo Superior y desde varios sectores que integran la Universidad se rechazó la reapertura del Boliche Las Palmas, considerada por algunos como una batalla perdida y por muchos por una cuestión relacionado a lo ético y moral. ¿Con la figura del Amigo del Tribunal se puede actuar con mayor fuerza al respecto?

Yo creo que sí. En realidad, técnicamente, hay que hacer un poco de memoria. Ese boliche tuvo varios nombres a lo largo de la historia. Justo en el momento en que desapareció Sergio Ávalos de ese lugar se llamaba “El Fuerte”. Es una de las razones por las cuáles los nuevos dueños argumentan que en realidad no estamos hablando del mismo lugar. En realidad, en su momento “Las Palmas” se cerró y no se volvió a abrir por varios años por una decisión netamente política. Y yo creo porque se veía envuelta detrás de esta decisión moral. Era un posicionamiento político, si se Nosotros podemos tener mucha incidencia. Sí lo veo como una batalla perdida pero a medias. Yo creo que hubo una gran confianza hacia la Intendencia de Neuquén y apostamos muy fuerte como comunidad universitaria a la realización de la Audiencia Pública que se comprometieron a realizar. Y digo que apostamos fuertemente porque el año pasado, cuando supuestamente se iba a realizar, todos estuvimos trabajando en un bosquejo para que fuera la Universidad en la persona de la Secretaria de Bienestar Universitario y Asuntos Estudiantiles, además de las organizaciones de Derechos Humanos y los centros de estudiantes que quisieran ir.
Nosotros como Universidad habíamos promovido esta situación de poder participar y también llevar la voz de la Universidad.
Yo pienso que esto fue, si se quiere, fue un error táctico porque confiamos en la palabra de alguien y no se dio. Yo pienso que, con la figura del “Amigo del Tribunal”, podemos tener mucha incidencia. La Fiscalía, en calidad de Poder Judicial, si no ve la necesidad de utilizar el espacio para ninguna otra pesquisa no te va a pedir la clausura ni el cierre ni nada. En cambio, la figura del “Amigo del Tribunal” sí puede. Precisamente, porque el "Amigo del Tribunal" representa la voz del pueblo, de un sector de la sociedad que está en búsqueda de este chico y que, además, lo daña moralmente que ese lugar siga abierto como si nada.
Cuando desapareció Sergio, yo era estudiante. Panfleteábamos en el lugar de noche, totalmente inconscientes. Con la decana de ese entonces de la FAEA, Graciela Landriscini, nos llamábamos por teléfono para que nos volviéramos. Hacíamos este tipo de cosas porque nos causaba un gran dolor que ese lugar siguiera funcionando como si nada.
Y es eso lo que refleja esta figura. Vamos paso a paso. Hicimos la presentación y veremos si somos aceptados. La presentación de la Universidad como “Amigo del Tribunal”, de hecho tenemos instrucciones, de pelearla hasta las últimas consecuencias.
Después de eso, puertas adentro, nos vamos a tener que dar un debate y ver cuáles son las cosas que queremos hacer propiamente en la causa. Una de los cosas que más resuena en todos lados es qué hacer con el espacio físico en el que funciona Las Palmas hoy.

En este aspecto de las acciones que se realizaron y no tomaron conocimiento público entras las hipótesis. Con la voz del pueblo, ¿se puede reclamar , por ejemplo, un avance en la investigación de la hipótesis de qué pasó desde Las Palmas camino a las residencias?

En realidad, yo te diría que la hipótesis más fuerte es que Sergio nunca hizo ese camino hacia la residencia. La última vez que fue visto fue en Las Palmas. Esa es la verdad.
En ese momento, había un montón de cosas que no estaban impuestas como obligaciones de los comerciantes como, por ejemplo, las cámaras de vigilancia.
Es muy curioso que justo esa noche el dueño no viera la necesidad de tener las cámaras habilitadas porque había poca gente. Justo esa noche todo el Personal de Seguridad estaba limpísimo. Nunca vi tantos papeles en regla. Justo esa noche era como perfecta. Y es ahí donde, en realidad, se refuerza la hipótesis de que el último lugar en donde estuvo Sergio fue en Las Palmas. Porque un Boliche que casi siempre tiene multas por incumplimiento, justo esa noche cumpliera todo, es un poco raro. Obviamente se va  hacer hincapié en eso.
También es importante de destacar que, como estamos frente a una denuncia de desaparición de personas, no estamos frente a un delito puntual. Por ende, tenemos la gran ventaja de que eso no prescribe. La causa sigue vigente hasta tanto y en cuanto la Fiscalía considere que no hay nada para hacer y quiera archivarla. También, aquí juega fuerte la figura del “Amigo del tribunal”.
Yo no sé por dónde andará la Querella. Simplemente, te digo por dónde nosotros vamos a ir encaminados para que la causa siga vigente, a qué se siga investigando y a qué, llegado el caso, si se vuelve a llegar a un camino sin salida exista este tipo de reparaciones morales. Que Sergio Ávalos siga presente en esta comunidad, que es la que él eligió para vivir.
Que no sea sólo un recuerdo para la Universidad Nacional del Comahue. Ese es el camino que nosotros tenemos pensado seguir. 

 

Compartir ésta publicación

Share on email
Share on facebook
Share on twitter

Novedades relacionadas