El aumento de la producción de truchas demandará más acuicultores. #Bariloche #UNCo.

Hay iniciativas productivas de envergadura que están avanzando en la región para la producción de truchas arco iris que demandarán a su tiempo mano de obra de personal especializado. Así lo explicó Marcelo Alonso, actual Decano de la Universidad Nacional del Comahue de su sede en Bariloche, quien además de ser docente de la Carrera de Acuicultura en dicha Universidad, integra el Grupo de Evaluación y Manejo de Recursos Ícticos (GEMARI) y ha publicado diversos artículos sobre gestión de la pesca y crianza de peces en Argentina.
 
Según explicó Alonso, el proyecto más avanzado buscará producir 3 mil toneladas de peces en el embalse Piedra del Águila, principalmente para exportación y con proyección de crecimiento en ese tonelaje.
 
El proyecto cuenta con el apoyo de la provincia de Neuquén, que ha venido trabajando en la construcción de una planta de faena en la localidad de Piedra del Águila y en la determinación de condiciones y limitantes para el desarrollo acuícola en la región. Precisamente por la Dirección general de Acuicultura neuquina, la Universidad
Nacional del Comahue ha sido convocada para realizar el análisis de la capacidad de carga del embalse en relación con el volumen de peces que se pueden criar sin impactar negativamente en el medio ambiente, sugiriendo además los sitios más adecuados para la instalación de los sistemas de cultivo, conocidos como balsas-jaulas. De esta forma, se apunta al desarrollo sustentable y seguro de la actividad.
 
El Decano adelantó además, por solicitud de la Dirección de Pesca de la provincia de Río Negro, que “vamos a formular una opinión técnica acerca del proyecto de un implantación de un centro de cuarentena que permita la importación de ovas de trucha arco iris para el proyecto mencionado. Todo eso está pasando al mismo tiempo, mientras las actividades tradicionales del rubro
siguen funcionando, los criaderos continúan con su producción para abastecer en general los mercados local y nacional. Desde la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca nacional se está impulsando una campaña nacional de consumo de pescado, que incluirá
la trucha arco iris”. La campaña alienta que los días 19 de cada mes se consuma pescado, cuestión que se prevé impactará positivamente en este nicho.
 
Las políticas activas de promoción de la actividad acuícola que llevan adelante las provincias implican una proyección que generará la demanda de más acuicultores. Actualmente la carrera de Técnico en Acuicultura se encuentra dentro de la oferta académica de la UNCo Bariloche.
 
El Decano explicó que un técnico en acuicultura es un profesional que entiende en las instancias del proceso productivo de peces, moluscos y artrópodos, con énfasis en los primeros. “Los técnicos en Acuicultura de la UNCo tienen una formación básica sólida en los aspectos biológicos, matemáticos, estadísticos y químicos necesarios para el desarrollo de un proceso productivo, y una formación específica fuerte en los distintos aspectos que conforman ese proceso productivo, que incluye pasar por los distintos estadios de vida de los organismos de cultivo, la preparación y mantenimiento de las facilidades de cría, los aspectos sanitarios y nutricionales para maximizar el crecimiento y salud de los peces en tanto son llevados al tamaño de cosecha”.
 
“Ese conocimiento -continúa el magíster Alonso-
le permite organizar y llevar adelante el trabajo en el criadero, que implica establecer tareas, prever espacios, cantidad de agua, alimento necesario, estipular tiempos de crianza, etc. Y a su vez ajustar las cuestiones de salubridad del criadero para que las condiciones permitan un producto apto al consumo. El técnico también tiene aptitudes para poder participar en la explotación de peces silvestres a través de la pesquería: manejar un coto de pesca, una explotación pesquera continental, lo que llamamos explotación `fuera de criadero´”.
 
De los criaderos que hay en la región, en varios de ellos hay acuicultores detalló el Decano, tanto en los casos en los que ellos son los propios empresarios, como en los que están trabajando en relación de dependencia. A su vez en la región del Noreste Argentino (Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Chaco y Formosa) , donde
existe una gran cantidad de criaderos de Pacú, hay varios técnicos salidos de la UNCo que están a cargo de producciones o asistiendo en ellas. Un tercer estamento en el que hay acuicultores de la UNCo trabajando, es en distintos estamentos oficiales, como Direcciones de Pesca y Acuicultura de las provincias, a cargo de la fiscalización y el fomento de la actividad.
 
Acuicultura en la UNCo Bariloche
 
La carrera de Técnico Universitario en Acuicultura se cursa en Bariloche desde hace 41 años y tiene una duración de 3 años. “Tiene una sólida formación, tanto básica como específica. Eso les permite atender la diversidad de temas y tareas que comenté más arriba. Además, varios de nuestros acuicultores se han ido a Chile a completar su formación en ingeniería en acuicultura teniendo una muy buena base”, explicó Alonso. Además, aseguró que “como la formación impartida es general, los que han debido trabajar con otras especies y contextos, han contado con los conocimientos y las herramientas adecuadas para el desarrollo de sus tareas”.
 
Dentro de la formación, otro aspecto muy positivo es el de tener un criadero propio, el Centro de Salmonicultura, dependiente de esta Universidad, donde se desarrollan prácticas académicas y se realizan tareas de desarrollo tecnológico, investigación y cultivo para provisión del sector productivo nacional. Además, los alumnos, tienen
una vinculación con otros criaderos, a través de pasantías y prácticas.
 
Se puede acceder a más información de la carrera en la página web de la UNCo Bariloche, http://crubweb.uncoma.edu.ar/cms/?page_id=3902.
 
Las inscripciones todavía están abiertas hasta el 23 de febrero.
2019-02-19T10:18:28-03:00